Los programas privativos son drogas adictivas

En el contexto del capitalismo de vigilancia, las grandes compañías tecnológicas lucran con la vida privada de sus “usuarios”, por lo que diseñan métodos para mantenerlos enganchados a sus productos y servicios y de este modo generar más datos. ¿Te pasa que no puedes evitar ver tu celular cada vez que suena, o que no puedes de dejar de ver vídeos en YouTube o en Netflix aún en contra de tu voluntad? En este artículo describiré de una manera simple cómo el software privativo es un componente esencial de este fenómeno, y cómo el software libre permite liberarnos.

En este artículo escrito por un empleado de Google se detallan diversos mecanismos para manipular la mente de las personas mediante las nuevas tecnologías. Aquí resaltaré algunas:

Si controlas el menú, controlas las elecciones

Esta sección explica cómo se genera la ilusión de que las opciones que aparecen en el menú propuesto son las únicas alternativas posibles, haciendo que la gente ignore el resto. Esto se puede ver en Facebook, donde su algoritmo secreto decide las noticias que lee la gente. Si el cliente de Facebook fuese libre, podríamos saber qué criterio utiliza para ordenar las publicaciones, o mejor aún, podríamos modificar el programa para que utilize el criterio que nosotros queremos que ocupe. Los programadores mejorarían el software y los que no lo son instalarían la versión modificada.

Pon una máquina tragamonedas en mil millones de bolsillos

Muchas aplicaciones, sobretodo de mensajería y juegos free-to-play, asocian una acción del usuario en ellas con una recompensa variable. Es decir, incitan al usuario a seguir usando la aplicación dándole la esperanza de recibir un refuerzo positivo.

Ejemplos son los premios aleatorios en videojuegos como Clash of Clans o World of Warcraft, para seguir pagando. Otra técnica usada hacer el juego fácil al comienzo y después volverlo estresante para así vender la oportunidad de pasarlo con menor dificultad. Candy Crush hace esto (ver punto 3). Si estos juegos fuesen libres, podríamos modificarlos para eliminar las recompensas aleatorias o hacerlas menos adictivas eliminando su variabilidad. También se pueden modificar para eliminar los anuncios engañosos de microtransacciones.

Escribiré un artículo más detallado sobre los vicios de los videojuegos en otra ocasión.

Aprobación social y reciprocidad social

Facebook abusa de la necesidad humana de aprobación social. En el artículo muestra el caso en que el usuario es etiquetado por un amigo y Facebook lo incita a ver la foto, pero resulta que dicho amigo no lo hizo de manera espontánea, sino que fue la misma plataforma la que le sugirió etiquetarlo. Enun cliente libre de Facebook se podrían eliminar esas sugerencias contraproducentes.

Linkedin abusa del concepto humano de reciprocidad social. Cuando recibes una invitación, la app de Linkedin te sugiere otras personas para invitar. De este modo, las otras personas reciben tu invitación y al mismo tiempo otra lista de personas a invitar. Por lo tanto, se produce un bucle infinito de invitacionesel concepto humano de reciprocidad social. Cuando recibes una invitación, la app de Linkedin te sugiere otras personas para invitar. De este modo, las otras personas reciben tu invitación y al m, generando una enorme cantidad de datos. Un cliente libre de Linkedin podría ser modificado para no sugerir invitaciones.

Reproducción automática

Muchas veces cuando terminamos de ver un vídeo en plataformas como YouTube o Netflix, dudamos si continuar viendo o no. Es en ese preciso momento cuando automáticamente se reproduce otro vídeo similar, provocando por inercia que decidamos ver este otro vídeo.

Una variante es mostrar vídeos similares a un costado. Siempre hay alguno de esos vídeos que nos llama la atención y terminamos abriéndolo.

La buena noticia es que existe un front-end libre de YouTube queno tiene reproducción automática. Sin embargo, aún queda mejorarlo para tener la opción de desactivar la barra de vídeos relacionados.

Conclusión

El software privativo, mediante las técnicas descritas, nos quita nuestro tiempo y nuestra libertad. Podríamos evitar el uso de estas tecnologías completamente, pero perderíamos sus bondades. Una solución es desarrollar front-ends libres que no incluyan estas anti-características para las plataformas populares, pero una solución aún mejor es migrar hacia servicios, estándares y plataformas descentralizadas, que no estén sujetas a arbitrariedades de entidades específicas y pongan a los usuarios comunes primero en la fila.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s